Rutina de belleza nocturna, ¡los mejores secretos!

Todas deseamos tener un cutis fresco y lozano, y nos preguntamos qué debemos hacer para conseguirlo. Sin embargo, muchas veces olvidamos algo básico: observar nuestro rostro. No estoy bromeando, claro que todos los días te ves al espejo para peinarte o maquillaje, pero, ¿realmente pones atención en el estado de tu piel?

Por ejemplo, notarás que si duermes pocas horas tu piel luce opaca. Si por el contrario, cumples con siete u ocho horas de buen sueño, se ve mucho más radiante.

¿Qué hace la piel durante la noche?

Voy a resumirlo de esta forma: si durante el día tu piel está dedicada a protegerse, durante la noche todo se reduce a “restaurar”. Si en el día no trataste muy bien a tu piel (no te echaste bloqueador, fumaste, tomaste poca agua), cuando te vayas a dormir el trabajo será más duro.

Conversamos con Selma Aguilera, esteticista de L’Bel, y nos comentó:

“Es muy importante hacer una rutina nocturna, ya que es en la noche cuando el recambio celular es más efectivo y aprovecha mucho más los nutrientes que aplicamos.”

En esta fase nocturna, los procesos celulares llegan a su máximo nivel de producción y “reconstrucción” de colágeno y elastina. Ambos elementos son los responsables de darle a nuestra piel elasticidad y firmeza. Allí encontrarás el por qué puede lucir marchita si no dormiste tus ocho horas: tu organismo no ha tenido oportunidad de proceder con la renovación celular.

Ayuda externa para tu belleza durante la noche

Teniendo en cuenta que tu piel está concentrada en renovarse, hay varias cosas que puedes hacer para ayudarla en la tarea. Como te mencionaba desde el principio, sin duda, la más importante es que trates de tener las horas necesarias de descanso para que el proceso se complete.

Lo otro es que ayudes a tu piel a respirar. Si te dejas el maquillaje (que puede haberte protegido durante el día) al irte a dormir, tus poros estarán obstruidos y no recibirán el oxígeno que necesitan para renovarse. También puede generarte problemas como acné o irritaciones.

Así que lo primero al llegar a casa después de una gran noche o un largo día de trabajo es proceder a desmaquillarte. Usa un producto específico para este fin para que elimines todos los residuos. Selma nos dice:

“Debemos tener claro que el demaquillador es exclusivamente para quitar maquillaje y no confundirlo con limpiadoras.”

No es suficiente con solo agua y jabón. Si se te hace muy pesado, también encontrarás en el mercado las toallitas desmaquillantes que son bastante prácticas.

Lo siguiente es lavar tu rostro con un jabón o gel limpiador adecuado. Por favor no utilices el mismo con el que te lavas las manos, que sea uno especial para tu rostro y para tu tipo de piel. No lo restriegues, hazlo suavemente y enjuaga totalmente. Sécate con una toalla de forma suave también.

El siguiente paso es el de tonificar. Un algodón y una loción o agua tónica son suficientes:

“Procede con pequeños golpecitos sobre tu rostro para cerrar los poros y sobretodo equilibrar el Ph de la piel. También es necesario utilizar el que esté destinado a nuestro tipo de piel.”

Esto preparará a tu piel para sacarle el mayor provecho a la siguiente fase: la hidratación.

No olvides también lavar tus dientes por lo menos durante dos minutos para darle tiempo al flúor a actuar. Recuerda que unos dientes limpios y blancos también son sinónimo de belleza y unos dientes descuidados te pueden aumentar años.

La elección de tu crema de belleza

Hablando con nuestra experta de belleza, llegué a la siguiente conclusión: solo queda probar hasta encontrar la crema perfecta para ti. Y regreso con ello al punto que te comentaba al principio: aprende a observar tu piel. La crema que le resultó perfectamente a tu mejor amiga, no necesariamente será la adecuada para ti.

Notar los resultados de cualquier crema tardará más o menos 28 días. Así que no esperes verlos en una semana o dos. Es el tiempo que tarda el proceso completo de renovación celular.

Selma nos recomendó la nueva Concentré Total de L’Bel indicada para toda edad. Se trata de una crema que se encarga de separar los azúcares que suelen  adherirse a las fibras de colágeno y como consecuencia estas fibras se vuelven rígidas produciéndose las arrugas y flacidez que tanto nos preocupan.

Otro detalle importante es que a partir de los 25 años, también utilices una crema para el contorno de tus ojos. No es la misma que utilizas para el resto de tu rostro ya que ya debes de haber notado que la piel alrededor de ellos es mucho más delgada y delicada.

Y el último detalle… la barra hidratante para labios. Tócalos, si los encuentras resecos, a veces tomar agua no es suficiente porque no llega hasta ellos. Utiliza un hidratante o vaselina para que también se recuperen durante la noche.

  • Ayuda a tu piel desde dentro

Pero así como podemos ayudarlo dejando que los poros se abran y encontrando una crema para nosotras, también es muy importante cómo ayudamos a nuestro cutis desde dentro.

Ten siempre como costumbre, mantener un vaso de agua en tu mesa de noche para que durante tus últimas horas despierta, tu cuerpo reciba la hidratación que necesita. Esto también ayudará a que el trabajo de las células de regenerarse sea más sencillo.

Si además estás tomando un suplemento dietético (que incluya vitamina A y C, beneficiosas para la piel) mi mejor consejo es que tomes la mitad en la mañana y la otra mitad justo antes de dormir para que también trabaje el efecto en tu piel.

Cuidado para tus manos y pies

Una buena crema hidratante antes de dormir en tus manos y pies, eliminarán las asperezas que se forman por el roce. No te olvides de exfoliar tus pies una vez por semana por lo menos para que la crema se absorba perfectamente.

En realidad puedes hacer lo mismo con cualquier parte de tu cuerpo que te preocupe por su resequedad (los codos y rodillas por ejemplo). La noche es el mejor momento para que luches contra la piel seca.

Como ves, la noche es casi nuestra aliada en lo que a cuidar nuestra piel se trata, así que comienza (si no la tenías con anterioridad) a armar tu propia rutina. Te darás cuenta que aunque al principio te cueste, luego será una costumbre que te traerá muy buenos resultados. Selma, nuestra experta, nos deja con una reflexión:

“Solo nosotras podemos hacernos cargo de nosotras mismas. Siempre hay tiempo para cuidarse y sentirse mejor, no para los demás sino para alimentar nuestra autoestima y enamorar al resto del mundo, incluyendo a nosotras mismas. Cinco minutos en la mañana y cinco minutos en la noche, solo para cuidar nuestra piel”.

Imágenes: salonlaluna, tvnotas, groupon, maquilladas, imagennueva, emujer, thetrendhunting, jupitercity, select2gether, cremitas,

Etiquetas : , ,

¿Te gustó? Ahora COMPARTELO en tus Redes Sociales

Artículos relacionados

Acerca del autor

Escrito por Irina Melgar

Mi pasión es escribir, el cine y caminar...!

3 Comentarios Dejar un comentario ›