Body Tite: revolucionario tratamiento anticelulítico‏

bodytiteLa operación estrella más demandada por todas las mujeres, sin lugar a dudas, es la liposucción. Este procedimiento fue inventado por el ginecólogo italiano Giorgio Fisher, hace 36 años y aplicado con fines estéticos en el año 1977. Desde esa época a la fecha los tratamientos en cabina nos han presentado diferentes métodos en lo que se refiere a la lucha contra la flacidez y la “piel de naranja”.

Si bien es cierto que los resultados han sido positivos, también presentan un inconveniente, la falta de elasticidad que aparece como una de las contraindicaciones más frecuentes en este tratamiento, sobretodo a partir de cierta edad.

El tratamiento anticelulítico de última generación y que está revolucionando el mundo de la liposucción es el Body Tite, el primer sistema asistido por radiofrecuencia (RF), basado en una exacta, monotorizada y controlada destrucción termal de la grasa a través del calentamiento de la piel. La máquina utilizada para su aplicación consta de un electrodo interno que se introduce dentro del tejido adiposo de la zona a tratar, el cual permite, a través de una punta conductiva, emitir radiofrecuencia.

Los diversos tratamientos anticelulíticos se realizan por medio de técnicas de rayo láser, sistema que no controla la temperatura, calienta un volumen reducido de grasa y lo realiza muy lentamente, no brinda un control constante de la temperatura y presenta un elevado riesgo de puntos calientes y necrosis dérmica. Body Tite cuenta con un circuito de control, que permite medir la temperatura de la piel durante el tiempo que dure su aplicación. Los parámetros del aparato se ajustan de modo que el sistema alcance los 40 grados necesarios para disolver la grasa y mantenerlos durante el tiempo que se considere conveniente, así la temperatura de la epidermis está monitorizada con una cámara termal y confirmada por un termómetro infrarrojo.

Entre las ventajas del tratamiento Body Tite, destacamos:

  • Capacidad para calentar uniformemente tanto las zonas térmicas pequeñas como grandes.
  • Mayor velocidad y uniformidad.
  • Capacidad para mantener el nivel térmico deseado durante el tiempo necesario.
  • Permite una aspiración poco traumática de la grasa.
  • Menos dolores post-operatorios.
  • Reduce el volumen de las hemorragias.

Esta técnica está especialmente indicada para el abdomen, las piernas, la cara anterior de los brazos y los glúteos. El tiempo que se emplea en la intervención es de 20 minutos en el caso de los brazos o la papada. En el abdomen 30 minutos. En las caderas (cartucheras) fluctúa entre 1 hora a 1 y 1/2.

Fuente: Revista AR. Mayo 2009.

Imagen: Telva.

Tags Blogalaxia: Belleza, Celulitis, Tratamientos, Anticelulíticos, Body tite.

¿Te gustó? Ahora COMPARTELO en tus Redes Sociales

Artículos relacionados