Cómo cuidar el cuerpo en invierno: dietas, ejercicios ¡y más!

Y llegó el invierno, época del año en la que solo nos provoca enrollarnos en la cama como orugas y no salir jamás. Y es que es tan rico disfrutar del invierno cual oso en etapa de hibernación, pero, ¡ALTO! Recuerden todo lo hemos pasado en verano, todas las rutinas de ejercicio, la comida ligera, las ensaladas, la falta de postres y todo lo bajo en calorías que hemos comido…

Por eso, pensando en todo el esfuerzo que venimos haciendo en verano para que podamos lucir esa nueva prenda que nos gusta tanto, pero que requiere de el esfuerzo de la vida sana, he decidido hacer una nota acerca de algunos consejos para que puedan armar dietas deliciosas, ¡algunos ejercicios y sugerencias para que estén regias en este invierno!

Recuerden que no solo es cosa de vernos lindas externamente, el concepto de belleza es muy relativo en todas las sociedades. Más que esto, se trata de sentirnos bien por dentro, cosa que se obtiene con una rutina y alimentación saludables. ¡Así que vamos con la nota!

Algunas dietas para invierno

Como nuestra especialista de la semana y entendida en nutrición, Paola Meza Flores, nos cuenta:

“Recomendamos que antes de iniciar cualquier dieta, visites a un(a) nutricionista para que realice un examen médico del estado de tu organismo y te asesore al llevar a cabo una alimentación saludable”.

Por eso, aquí les daremos algunas referencias para que sepan que hacer dieta en invierno es totalmente posible, pero que no significa alimentarse mal en lo absoluto ni hacerlo si contactar a un profesional. Es totalmente posible comer rico, sentirse sana y estar regias para el verano.

  • Desayunos para invierno

Una rica infusión con leche y edulcorante será una buena opción para este frío; sin embargo, no olviden que la fruta es muy buena, así que un jugo de naranja o papaya no son exclusivos del verano, y podrán tomarlo a temperatura ambiente sin ningún problema. ¡Las vitaminas son importantes!Acompañar esto con pan integral y algún tipo de queso, jamón o media palta, será la idea final para completar el desayuno.

Y aunque suene perfecto, debemos dejar en claro que toda la dieta tendrá mayor sentido si, con ayuda de un nutricionista, se puede diseñar un plan completo para mañana, tarde y noche. Ninguna dieta es saludable sin la supervisión de un nutricionista.

Existen muchas dietas en el mercado y en Internet, como la South Beach, por ejemplo, que muchas mujeres siguen. Paola Meza nos cuenta algo acerca de ella:

“Esta dieta consiste en comer pocos carbohidratos, pero, según el doctor que la inventó, se puede comprobar que se concentra en optimizar la cantidad de carbohidratos y grasas que se debe consumir (…) deben consistir en una combinación sana de carbohidratos, proteínas y grasas”.

  • Frutas y ensaladas para invierno

Como nos contó nuestra nutricionista experta de la semana:

“Las frutas son perfectas para una dieta como el modelo de La Zona, que consiste en consumir más carbohidratos que proteínas, de forma que el cuerpo transforme la grasa acumulada en energía diaria consiguiendo, de esta manera, mantenerse delgado“.

Así que debemos acompañar nuestra dieta de muchas verduras, legumbres, frutas y cereales. Sin embargo, no crean que hacer esto es suficiente, ya que para que esta dieta funcione, se necesitan comer otros alimentos en conjunto y proporción. Según Paola Meza:

“¿Cómo conseguimos estar en La Zona? Siguiendo una dieta equilibrada en la que, en cada comida, se consuma hidratos de carbono, proteínas y grasas en las proporciones del 40%, 30% y 30%, respectivamente”.

Todo lo anterior tenemos que complementarlo con alga espirulina, levadura de cerveza, germinados de lentejas, pollo, pavo, conejo, pescado, jamón magro, aceite de oliva, aceitunas, aguacate y frutos secos, como nos cuenta

  • Sopas para invierno

Las clásicas dietas de pollo también son muy recomendadas para este periodo del año. Estas consisten en cocinar los alimentos de la forma más natural posible, así que solo sancochamos el pollo, muchas verduras y algo de fideos. Tienen que ser caseras para que tengan un valor nutricional en nuestra dieta.

Sirven como complementos ideales, ya que si las comemos previamente a la comida, nos sentiremos mucho más llenos y nos ayudarán a disminuir alimentos más pesados. Además, son súper ricas y deliciosas para calentarnos en este frío y tienen una sensación cálida de hogar.

Imaginemos que nos han recomendado seguir la dieta de Atkins y nosotras queremos tomar sopa. Entonces, necesitamos suprimir los fideos, pero podemos reemplazarlos por huevo. Al mismo tiempo, se suprime la leche, el pan, el azúcar, los pasteles, embutidos, alcohol, chicles de todo tipo y caramelos. Como nos cuenta nuestra especialista, Paola:

“La dieta de Atkins nos permite bajar de peso en poco tiempo; debe ser controlada por un médico o nutricionista para asegurar que los efectos colaterales de la misma no afectan la salud. Esta cuenta tres fases: la de inducción, la de pérdida progresiva y la de mantenimineto. Diferénciándose únicamente en la cantidad de hidratos que se ingieren”.

  • Bebidas para invierno

Y como aconsejamos para el desayuno, las infusiones son excelentes para el invierno, pero no hay nada como el agua para lograr una verdadera dieta. Como nos cuenta Paola: “Consume de 1,5 a 2 litros de agua la día, y no tomes gaseosas ni bebidas con saborizantes”.

Entonces, es importante tratar de evitar cualquier bebida poco natural que encontremos en los estantes del súper mercado, y buscar entre las recetas de “las aguas frescas” por alguna que nos permita combinar frutas, hierbas y granos.

  • Postres de invierno

Finalmente, con todo lo que hemos visto de ingredientes para una dieta saludable, es factible hacer algún tipo de postre sano para no quedarnos con el antojo. Por eso, podemos jugar con los cereales y la leche, también con las frutas y tratar de crear nuestros postres nutritivos.

Por ejemplo, comer guindones en almíbar, que son buenos para la digestión. Si, en general, se reemplazan lo productos como el azúcar y lácteos, por edulcorante y versiones desnatadas, además de las grasas saturadas y más alimentos altos en calorías, entonces podrás ser capaz de realizar cualquier postre en versión light, ¿no es genial?

Rutinas de ejercicio en casa durante invierno

Las temperaturas muy frías hacen que nuestros músculos se contraigan, entonces nos encerramos en nuestras sillas tras la computadora, al lado de un buen plato de sopa o algún postre… ¿les suena familiar? Pues de ser así, esta nota llegó para salvarlas. Para mantenernos con más fuerza, es necesario preparar a nuestro cuerpo para esta estación.

Por eso, necesitamos hacer ejercicios de estiramiento diariamente para relajar nuestros músculos y sentirnos más ligeros. Como nos recomienda Paola Meza: ” Debemos realizar una actividad física mínima de 30 minutos diariamente”.

Si nos gusta el invierno, podemos implementar ciertas rutinas simples al aire libre, pero si preferimos la comodidad de nuestro hogar, también existen otras alternativas. Solo será necesario un espacio cerrado, como un gimnasio o nuestra propia casa. Para eso, aquí encontrarán algunas alternativas fáciles y otras más especializadas para todos los gustos.

Aprovechando que nos encontramos en casa, podemos acomodar las rutinas diarias del día para implementar como parte de nuestra secuencia de ejercicios. Así que si nos encontramos limpiando o cocinando, solo tenemos que poner música y subir el volumen para hacerlo más divertido.

Incluso, hacer rutinas pequeñas cada día y no mandarnos con la limpieza general de la casa. Parece muy obvio o sencillo, pero no hay ejercicio más intenso que este, además de que aprovecharemos más nuestro tiempo.

Si cargamos cosas en casa mientras hacemos la limpieza, nuestra especialista de la semana nos recomienda que:

“El ejercicio de fuerza-resistencia se da cuando decidimos cargar pesas, hacer máquinas o ejercicios de autocarga, como flexiones. Lo podemos realizar 2-3 veces a la semana en sesiones de 60-90 minutos. Lo más sencillo es trabajar por circuito y mejorarán el tono muscular, además de evitar dolores de espalda y posibles lesiones del aparato locomotor”.

  • Subir y bajar escaleras

Lo importante es sacarle provecho a las situaciones cotidianas de la vida. Por eso, si se encuentran en sus trabajos o casas, lo mejor es optar por usar las escaleras para movernos un poco. Eviten usar el ascensor si se encuentran en el segundo o tercer piso, para acostumbrar a nuestro cuerpo a la actividad aunque sea invierno.

  • Hacer footing

¡A mí me encanta salir a caminar y trotar! No solo es una actividad para mantenernos en forma, sino que nos ayuda a aclarar nuestras ideas y sentirnos en armonía con el mundo. Así que pueden animarse a ponerse las zapatillas más cómodas que tengan, una buena chaqueta -impermeable, si es que llueve- y salir de casa.

Cuando le preguntamos a Paola Meza acerca de los ejercicios cardiovasculares, nos contó que:

“Los ejercicios cardiovasculares debemos hacerlos de 4 a 6 horas semanales, distribuidas en 3 a 5 sesiones. Se busca fortalecer el corazón y mejorar el sistema cardiorespiratorio, retrasando así la fatiga para esfuerzos cotidianos y mejorando la calidad de vida al reducir el riesgo de padecer enfermedades metabólicas”.

  • Bailar

¿A quién no le gusta mover un poco el cuerpo? Por eso, para todas aquellas que quieran mantener la forma y la alegría, existe la opción de poner la música que más nos guste y seguir el ritmo con nuestro cuerpo. En media hora de baile pueden quemar 130 y sentirse mucho más relajadas después del movimiento, solo no olviden hacer un pequeño calentamiento -si planean hacer pasos a lo Beyoncé- para no causar ninguna lesión.

  • Usar la caminadora

Pero si lo natural del invierno no es lo suyo, también pueden optar por algo más electrónico y en la comodidad de sus hogares. Deben conseguir una máquina caminadora que las ayude a recorrer kilómetros y a quemar calorías. Mientras, pueden ver televisión o escuchar música.

  • Practicar natación

Y otra actividad que me encanta, porque la practicaba de pequeña, es la natación. No solo es una actividad perfecta porque nos permite ejercitar todos los músculos del cuerpo al mismo tiempo, sino porque es muy relajante, ya que estamos en contacto con el agua. Lo mejor es que se han implementado espacios temperados y cerrados para poder hacer ejercicio sin que el frío nos moleste.

  • Utilizar la bicicleta estacionaria

Y para quienes les encantaba salir a montar bicicleta en verano, tenemos una posible opción para los días de invierno -si es que no se animan a salir manejar bien abrigados por las calles de la ciudad. En las tiendas por departamentos hay una gran variedad de bicicletas estacionarias para todos los gustos. Colócala en el estudio o en tu dormitorio, ¡y a quemar calorías!

  • Hacer un poco de yoga

Es una práctica con mucha historia y tradición; fue redescubierta para que en estos tiempos modernos se pusiera al servicio de la vida actual en pro de su mejora. Meditación y equilibrio, son los dos factores más importantes para esta actividad totalmente recomendable, así tendrán que pasar por el proceso de lograr posiciones en diferentes grados de dificultad.

En general, debemos estar en movimiento todo el tiempo. Para finalizar, nuestra especialista de la semana, Paola Meza, nos da el siguiente consejo:

“Lo aconsejable es estirarse a diario, y es fácil si incluimos este tipo de ejercicios en el calentamiento, pero también podemos ejercitarnos y mejorar la flexibilidad con sesiones específicas 3 días a la semana; además de hacer nuestros músculos más flexibles también evitaremos lesiones y ganaremos calidad de movimiento”.

Como ven, es totalmente posible estar en forma en invierno. Toma conciencia y organízate con tu alimentación, lleva un control al lado de algún especialista en nutrición y sigue haciendo ejercicio, al igual que en verano.

Imágenes: Fotos La Información, Natural Home Garden, Genious Beauty, Postres Online, Todos Ayudan, Colombia Travel, Las Recetas Cocina, Recetas Café, Aaliyadickinson, Rompedora, Gimnasia, Paxzu, Fitness, Runners.

Etiquetas : , ,

¿Te gustó? Ahora COMPARTELO en tus Redes Sociales

Artículos relacionados

Acerca del autor

Escrito por natalý montes

Estudio Publicidad, me gusta el styling y pinto con crayolas.