Cómo mantener un busto firme a pesar del paso de los años

Muy a nuestro pesar, no podemos retrasar el paso de los años para recuperar la firmeza del busto, pero sí es posible cuidar esa parte de nuestro cuerpo sabiendo que es especial y requiere de tratamientos diferentes. Si bien es cierto que hoy en día la cirugía estética se encarga de devolverles la firmeza perdida, hay otros métodos que pueden mejorar considerablementre su aspecto y evitar que la ley de la gravedad llegue antes de tiempo.

Con la edad la piel pierde elasticidad y las glándulas mamarias ya no se mantienen en su sitio, dando como resultado una notoria flacidez, la cual solo se le puede contrarrestar con cuidados constantes y ejercicios.

Una solución sumamente natural, sencilla y que además tenemos a nuestro alcance es el agua. Este líquido elemento puede ser un gran aliado para lucir un bonito escote durante largos años.

Los masajes con chorros de agua fría son muy eficaces, podemos hacerlos utilizando un aparato específico que se adapte a la ducha o, en caso contrario, aplicar directamente el agua a presión con la ducha teléfono en ambos pechos, realizando movimientos circulares, de adentro hacia afuera alrededor del pezón, durante unos 40 segundos en cada seno.

Este baño pectoral se debe realizar con la mayor frecuencia posible, mucho mejor si es a diario, con esto conseguiremos tonificar los tejidos, activar la circulación y mejorar la piel, evitando la flacidez prematura.

Dentro del agua también podemos practicar un deporte muy beneficioso para el pecho: La natación. Nadar es bueno para el pecho ya que esta zona está en constante tensión, al mover los brazos tiramos del pectoral y lo ejercitamos. Para lograr reafirmar los tejidos será suficiente nadar a un ritmo suave, bastará solo con dos o tres sesiones por semana. El estilo más común es nadar a braza o estilo libre, movimientos sencillos que nos permiten resistir más tiempo. Con la modalidad espalda hay que tener cuidado ya que si la técnica no es correcta, la zona dorsal se puede resentir.

Si lo tuyo no es la natación puedes optar por caminar. Este ejercicio se debe realizar con paso ligero y exagerando el contoneo de los brazos, para tonificar la zona del pecho solo te bastará con quince a veinte minutos diarios de caminata.

Fuente: Revista AR Marzo 2007

Imagen: Blogmoda

Tags Blogalaxia: Belleza, Consejos, Busto, Firme.

¿Te gustó? Ahora COMPARTELO en tus Redes Sociales

Artículos relacionados