Lista para la playa

Playa

¿A quién no le gusta disfrutar de un relajante día de playa? Broncearte no tiene que ser necesariamente sinónimo de quemarte. Puedes disfrutar de las bondades del sol sin llegar a quedar como chicharrón. Todo exceso es malo, tener un look bronceado es posible siempre y cuando tomes las precauciones del caso.

Antes que nada usa un protector solar con por lo menos grado de protección 30. Debes aplicártelo en casa y no en la playa o piscina.

BronceadorCada vez que te remojes, te tienes que volver a poner el protector. Si el protector es a prueba de agua, puede durar unos minutos u horas más, dependiendo de su grado de protección. Puedes usar productos COPPERTONE, protectores solares para cada tipo de piel.

El bronceado ideal llega, pero debes tener paciencia, cuanto más rápido te quemes, más rápido se irá. El cuerpo necesita un poco de sol cada día, quince minutos diarios serán suficientes para logres obtener todos los beneficios del sol. Recuerda que si te expones al sol sin ningún tipo de protección, será más probable que desarrolles cáncer a la piel, y si no es así, parecerás una pasa antes de los treinta años.

El protector solar no se puede poner en todo el cuerpo, por lo que es necesario que uses gorros, lentes de sol con protección UV, protector labial.

Olvídate de las camas solares, salvo que sean prescritas por tu médico de cabecera, ya que potencian el riesgo de adquirir cáncer, además del envejecimiento prematuro y las manchas en la piel.

Tags Blogalaxia: , , , .

¿Te gustó? Ahora COMPARTELO en tus Redes Sociales

Artículos relacionados