Tratamientos corporales reductores, ¿qué debemos esperar de ellos?

Cuando se aproxima el verano, todas las mujeres coincidimos en un deseo: el poder presumir de un abdomen plano y unas piernas lisas y firmes. Acabar con la celulitis y el exceso de grasa nos preocupa, y por ello intensificamos los cuidados y tratamientos al saber que está próxima la fecha de lucir un bikini.

Seamos realistas, a pesar de haber usado cremas anticelulíticas y reafirmantes durante todo el año, para contar con resultados más inmediatos lo mejor es optar por tratamientos corporales. Estos, por lo general, requieren varias sesiones, por lo consiguiente también un considerable gasto de dinero, así que debemos saber muy bien cuáles son los tratamientos más efectivos y cómo debemos enfocarlos.

Tratamientos y sus aplicaciones

  • Reductores con masajes drenantes

Este tipo de masaje que nos ayuda a eliminar toxinas y exceso de líquido de nuestro cuerpo, es la base de todo tratamiento reductor. La razón es que contribuye a expulsar la grasa que se debe eliminar en determinados tratamientos reductores, al mismo tiempo que mejora el aspecto de la piel. En los centros de estética ya suelen ofrecerlos dentro de los programas reductores.

Está considerada como una de las mejores soluciones cuando se trata de decirle adiós a la grasa. Es un tratamiento que consiste en infiltrar, mediante una cánula y con anestesia local, una sustancia llamada “Aqualyx“. A esta se le conoce como “el detergente de la grasa”, porque con una sola sesión limpia toda la zona en la que se infiltra.

Debes tener en cuenta que se trata de una técnica algo dolorosa, una vez realizada la infiltración la zona queda inflamada durante unos días, y se recomienda llevar faja durante dos semanas. Los resultados se pueden ver a los 15 días y aunque es algo costosa, solo necesitas una sesión.

  • Aumento de volumen por mala circulación

En este caso, la carboxiterapia es el tratamiento más recomendado. Este se basa en la aplicación de microinyecciones de CO2 que tienen una acción vasodilatadora. El tejido se oxigena, se mejora la circulación sanguínea, las piernas se aligeran y se reduce el volumen, afinando la figura.

La única molestia es la que se siente cuando el CO2 se introduce en el cuerpo, por lo demás no tienes que preocuparte por un periodo de recuperación.

  • Para reafirmar y tratar la celulitis

La cavitación es un tratamiento estético de mucho éxito. Mediante un cabezal plano que se apoya en la piel y emite un sonido agudo se aplica ultrasonido a la zona a tratar, haciendo vibrar los adipocitos hasta que se destruyen. El resultado es una piel más lisa y firme.

Lo bueno, es que es completamente indoloro, eso sí debe siempre acompañarse de drenaje linfático para favorecer la eliminación de grasa, mediante la orina.

Consejos para aprovechar al máximo tus tratamientos

  • Combinar tratamientos para mejores resultados

Para obtener resultados completos en un mes podemos optar por realizar diferentes sesiones. Por ejemplo, profesionales en la materia recomiendan dos sesiones semanales de ultrasonidos, una de carboxiterapia o mesoterapia (dependiendo si hay problemas de circulación) y un masaje drenante antes de cada una de las técnicas.

  • Escoge el tratamiento que más se adapte a tus necesidades:

Si estás pensando en tomar un tratamiento reductor, no te olvides de tomar en cuenta que:

  • Si tienes grasa localizada en rodillas o caderas (algo muy común en quienes pasan muchas horas sentadas frente a un ordenador), la intralipoterapia se encargará de eliminar una grasa tan “rebelde”, como es la de esa zona.
  • Y si quieres eliminar la celulitis y deshinchar tus piernas, la carboxiterapia es lo más recomendado.
  • Por último, la cavitación es lo que más se emplea cuando se busca tratar la celulitis y al mismo tiempo reafirmar.

  • La buena alimentación, imprescindible para el éxito de los tratamientos

Recuerda que para ver buenos resultados debes seguir una alimentación balanceada, baja en grasa y en calorías. Y es que no por hacerte estos tratamientos tienes carta libre para comer lo que quieras. Si un día cometes algún exceso en comida no pasa nada, recuerda solo que al día siguiente debes seguir un plan que te ayude a depurar el organismo. Combinando tratamientos y una alimentación sana los resultados serán aún mejores.

  • Cosmética como ayuda extra a los tratamientos en cabina

Las cremas reductoras, drenantes o anticelulíticas no son milagrosas, pero sí ayudan. Así que no dudes en emplearlas como complemento a los tratamientos estéticos, ya que contribuirán a drenar, a acelerar la combustión de grasa y a que la piel luzca un aspecto más hidratado, suave y terso. Cellu Slim de Elancyl, contiene activos que potencian el efecto de los tratamientos reductores.

Seguimiento después de los tratamientos

Una vez que hayas alcanzado el objetivo de reducir medidas, tonificar, eliminar grasa, celulitis, etc., conviene que acudas a realizar sesiones espaciadas para mantener los resultados (por ejemplo, una cavitación o mesoterapia al mes). También se aconseja realizar una revisión estética después de seis meses para comprobar que todo sigue igual y si no, corregir los pequeños cambios.

Imágenes: ComoBajardePeso, LuziaMeavilla, Blogys, ClaudiaRafaella, SlenderYou, Groupon, CongresoNacionaldeChile, FarmaciaFrias, BWNPatagonia.

Etiquetas : , , ,

¿Te gustó? Ahora COMPARTELO en tus Redes Sociales

Artículos relacionados