Tratamientos para brazos flácidos

Los brazos flácidos tienen diferentes causas, las principales son la edad y el sobrepeso. Al pasar los años, las células encargadas de mantener a nuestra piel firme se van perdiendo y esto genera la pérdida de elasticidad.

Asimismo, cuando una sube y baja de peso constantemente, la piel se estira y se contrae una infinidad de veces, lo que también genera la pérdida de elasticidad. Para disminuir las medidas de esta zona se pueden hacer desde dietas, ejercicios así como tratamientos localizados que otorgan muy buenos resultados.

En el mercado, hay cuatro tipos de tratamiento con muy buenos resultados. Los puedes encontrar en los principales spas y centros de estética de tu ciudad. Estos tratamientos son: Carboxiterapia, Radiofrecuencia, Corrientes Rusas y Drenaje Linfático. Cariber Vargas de Osole Salón & Spa, nos cuenta que es sumamente importante que se realice una evaluación al paciente previa al tratamiento con el fin de otorgar el mejor plan de acuerdo a sus necesidades.

Carboxiterapia para brazos flácidos

La carboxiterapia es un tratamiento que se puede hacer en cualquier parte del cuerpo. Consiste en inyectar CO2 en la zona donde se desea reducir medidas. Además de disminuir la flacidez, también reduce los efectos de la celulitis y los efectos del envejecimiento. Este es un tratamiento invasivo, ya que involucra atravesar la piel por lo que es obligatorio que vayas a un lugar donde se cumplan los requerimientos de sanidad. La o las agujas que se usen en tu sesión deben de ser completamente nuevas, así evitarás contagiarte de distintos tipos de enfermedades.

Los resultados se ven inmediatamente, la piel se siente más firme y tersa. Lo que hace el CO2 es, al tener contacto con la sangre, quema la grasa que hay en la zona además de estimular los nutrientes y encimas que hacen que la piel se vea tensa y, por lo tanto menos flácida. Dependiendo de los resultados que quieren verse y la condición del paciente, se empezarán a ver resultados drásticos entre las sexta y décima semana, siguiendo un tratamiento de una sesión por semana.

Radiofrecuencia para brazos flácidos

La Radiofrecuencia se hace en diferentes centros de estética, es una técnica bastante popular. Se genera una temperatura bastante alta que afecta la superficie de la piel y lo que se encuentra debajo de ella. El tratamiento acelera el drenaje linfática y se empiezan a desprender las toxinas y grasas de la zona. Además de quemar la grasa, la radiofrecuencia provoca la formación de nuevos colágenos, lo que termine aportándole firmeza a la piel.

La duración de las sesiones en el caso de los brazos dura entre 20 y 30 minutos. Se recomienda no exponerse al sol hasta pasar las 48 horas después de la sesión. La cantidad de sesiones que se necesita para ver resultados va entre las 8 y 12, una sesión por semana. La principal ventaja de este tratamiento de acuerdo a Cariber Vargas, es el efecto que tienes este sobre la celulits.

Corrientes Rusas para brazos flácidos

Probablemente hayamos visto estas famosas corrientes rusas en diferentes infomerciales en la televisión. Son unos aparatos en forma circular que se pegan como chupones en la zona del cuerpo que se desee trabajar, en nuestro caso, los brazos. Ataca directamente a los músculos haciéndolos ejercitar por ti. Al hacerlos trabajar, los músculos van quemando la grasa y es ahí donde se pierden medidas y se tienen los brazos firmes como tanto queremos. Reemplaza, no totalmente, ejercicios con pesas en el gimnasio.

A diferencia de los dos tratamientos, se requiere de 2 a 4 sesiones por semanas para ver resultados. Esto quiere decir que tendrás que realizar un máximo de cuatro visitas a la semana al spa o centro de estética donde decidas realizar el tratamiento. Cariber, nuestra especialista de la semana, recomienda acompañar cualquier de estos tratamientos con una dieta y ejercicios físico para maximizar los resultados.

Drenaje Linfático para brazos flácidos

El drenaje linfático funciona sin ninguna máquina ni electricidad de por medio. Se realizan diferentes tipos de masajes con el fin de estimular el sistema linfático. Este sistema, paralelo al circulatorio, se encarga de botar las toxinas y de mantener nuestro sistema inmunitario. Los puntos en los que se enfoca el masaje son los ganglios, en el caso de los brazos el ganglio de las axilas será masajeado.

Es un tratamiento sumamente relajante y normalmente te quedarás dormida los 45 minutos que suele durar cada sesión. Sirve bastante para las que solemos retener líquidos y se nos hinchan las piernas o los pies. El drenaje linfático facilita la circulación. De las cuatro maneras que hemos visto a lo largo de esta nota, sin lugar las dudas puede decirse que este tipo es el más natural de todos. Se acelera y se corrige un proceso natural.

Seguro estás pensando “¡puedo realizarme los masajes en los ganglios yo sola!”, bueno, esto no es así. Se requieren años de estudio para identificar estos ganglios y técnicas especiales para acelerar su proceso. Si no se hacen los masajes de manera adecuada simplemente no verás resultado alguno. En Osole Salón & Spa suelen combinar los tratamientos: se comienza con una limpieza y exfoliación, luego se usan las corrientes rusas y, para finalizar, se hace un masaje de drenaje linfático.

La especialista de Osole Salón & Spá nos ayudó a hacer esta pequeña tabla, la cual resume los beneficios principales de cada tratamiento:

TratamientoBeneficios
CarboxiterapiaMejora de la circulación localizada
RadiofrecuenciaPerfecta para la celulitis y la fibrosis
Corrientes RusasTonifica y reduce medidas
Drenaje LinfáticoDesintoxicante y drenante de las impurezas del cuerpo

 

Como ves, hay diferentes formas de reducir medidas y hacer que tus brazos luzcan como siempre has querido. Recuerda que la cirugía siempre es la última opción, sobre todo por que la cirugía en esta zona suele dejar grandes cicatrices. Y tu, ¿por cuál tratamiento te inclinas?

Imágenes: Zahra, Mulher Prendada, Mujeres 40, OLX, La Revista, Centro Mujer, Tratamientos Belleza, Oasis de Salud

Etiquetas : , , , ,

¿Te gustó? Ahora COMPARTELO en tus Redes Sociales

Artículos relacionados

Acerca del autor

Escrito por Alejandra Morote

Estudio Publicidad, amo tomar fotos y me dan miedo los payasos.