Cuidados para una piel sensible

piel-sensible¿A menudo sufres de irritación a la piel del rostro? Tal vez no te has dado cuenta de que padeces de piel sensible y por eso cualquier crema que te apliques te produce enrojecimiento.

No te preocupes, no es un problema si sabes cómo cuidar y tratar tu cutis. Solo se requiere conocer los productos adecuados para tu tipo de piel y aplicarlos correctamente para que tu vida no se complique.

El primer paso es tener una rutina diaria de limpieza estricta, la cual debes realizar dos veces al día.

Esta incluye limpieza y humectación, así como la protección del exceso de calor y frío, y la elección adecuada de maquillaje para no dañar nuestra piel.

Es necesario que antes de comprar un producto para tu rostro, te fijes que no contengan fragancias, ni preservantes, y que de preferencia sean incoloros, ya que todos estos pueden ocasionarte irritación.

Para limpiar el cutis es necesario que te limpies el rostro con una espuma facial, o jabón suave, de preferencia para cutis sensible. Luego, aplícate una humectante a base de agua.

Todas las humectantes a base de aceites minerales, soluciones oleosas o lanolina, te tapan los poros y te producen puntos negros, produciéndote inflamaciones. Verifica que el producto contenga protección solar factor 15, ello te ayudará a mejorar la apariencia de tu rostro y te evitará más inflamaciones.

Maquillarse teniendo un cutis sensible no es imposible. Para ello solo debes ver que el producto sea hipoalergénico y que no contenga ingredientes minerales, pues ello siempre te ocasionará reacciones alérgicas.

Es importante que siempre te apliques un base de maquillaje antes, esto evitará que el resto de maquillaje ingrese a tus poros. Es muy importante que al finalizar el día te retires el maquillaje con una solución adecuada y luego te laves el rostro.

Debes procurar mantener tu piel libre de residuos, por eso es necesario que te exfolies la piel dos veces a la semana para ayudar a remover las células muertas y mantener tu piel saludable. Procura que el producto que uses sea natural y suave; después de hacerlo, aplícate la humectante y listo.

Imágenes: Saludables.

¿Te gustó? Ahora COMPARTELO en tus Redes Sociales

Artículos relacionados

Acerca del autor

Escrito por Lidia Caparachin

Soy comunicadora social, apasionada del cine, el teatro y la música; me encanta viajar, los helados de fruta y las series policiales.