Efectivos trucos anti-edad

Mantener el buen aspecto de nuestro cutis a pesar del paso de los años, es una de las principales preocupaciones cuando hablamos de belleza femenina. Además de las cremas que nos promenten el “elixir de la juventud”, tratamientos, estéticos, etc., podemos hacer uso de algunos “trucos” anti-edad.

Siguiendo estos sencillos hábitos podemos ayudar a retardar la aparición de signos de envejecimiento en nuestro rostro:

  • Beneficiarnos del efecto de la luz.

Para disimular las arrugas, actualmente se emplean cosméticos con partículas de luz. Se trata de pigmentos de óxido de titanio recubiertos, que al dispersar la luz en todas las direcciones, difuminan las imperfecciones cutáneas, dando la sensación de una piel más joven. Los encontrarás en cremas de tratamiento más innovadoras y en productos de maquillaje, como iluminadores, bases o polvos.

  • Limpia sin agredir.

Independientemente si te maquillas o no, debes limpiar tu piel a diario para retirar los restos de polvo y secreciones que se acumulan a lo largo del día. Pero debes hacerlo con limpiadores suaves (incluso si tienes la piel grasa) para no eliminar el manto hidrolipídico que protege la piel y evita que se reseque.

  • Utiliza siempre crema de noche.

La piel es más receptiva durante la noche, es decir, absorbe mejor los principios activos de las cremas. Por ello, es recomendable emplear a diario (dentro de tu rutina de belleza nocturna) una crema que ayude a la reparación y regeneración de tu piel.

Elige una fórmula con ingredientes de eficacia probada (antioxidantes, péptidos, niacinamida o retinol), que tenga una textura adecuada para tu tipo de piel, y aplícala con un suave masaje que favorezca la penetración de los activos.

  • Vitamina C.

También conocida como ácido ascórbico, es un excelente activo anti-edad. Detiene el ataque de los radicales libres (es antioxidante), aclara el tono de la piel y favorece la formación de colágeno.

Es una vitamina muy apreciada, en especial en los tratamientos express (ampollas, sérum, monodosis, etc.), ya que ayuda a borra el aspecto cansado y aporta luz a la piel. Añade un “plus” a tu rutina de belleza, aplicándola sobre la piel limpia y antes de la crema que usas habitualmente.

  • Mantén una buena postura.

Algunos gestos cotidianos repetidos una y otra vez potencian las arrugas. Por ejemplo, no inclines (ni ladees) excesivamente la cabeza (una postura que se produce al leer o hablar por teléfono) durante mucho tiempo para que no se marquen las arrugas del cuello. Y toma consciencia de que fruncir el ceño produce arrugas difíciles de eliminar con cremas.

Imágenes: MaquillajedeNoche, MamaaBordo, Estampas.

Etiquetas : , ,

¿Te gustó? Ahora COMPARTELO en tus Redes Sociales

Artículos relacionados

Un comentario Dejar un comentario ›

  • Carol01
    12 marzo 2011

    muy buenos consejos