El mejor cuidado para una piel mixta

Si este es tu caso y tienes una piel mixta, ya me imagino lo molesta que puede parecerte. Y por supuesto que tienes razón al estar un poco confundida sobre el cuidado ideal que debes tener porque se trata de una mezcla entre la piel seca y la grasa.

¡No te preocupes! Conversando con otras chicas que tienen tu mismo problema (incluyéndome) y con nuestra experta en belleza, Selma Aguilera de L’Bel, te tenemos los mejores tips para que tengas claro cómo tratarla y lucir sensacional.

¿Realmente tienes piel mixta?

Lo primero, antes de seguir avanzando, es identificar si realmente posees una piel mixta. Revisa si tu rostro presenta estas características:

  • La zona T de tu rostro (frente y nariz, a veces también la barbilla) siempre se presenta más grasosa y por tanto brillosa que lo demás.
  • Tus mejillas por lo contrario lucen secan.
  • Puedes tener problemas de espinillas o granitos pero casi siempre en la zona T.
  • Los poros pueden verse más abiertos en la zona T y esta parte se siente áspera.

Al leer esta descripción, ¿te sentiste identificada? Si así fue, entonces no hay duda: tienes piel mixta. No le busques mayores explicaciones, aunque para resumir es que simplemente las glándulas sebáceas de esa zona están secretando sebo en exceso. Esa condición es muy difícil de que cambie a menos de que se trate de un problema hormonal, pero, por lo general, en la adolescencia se decide el tipo de cutis que vamos a tener toda nuestra vida (seco, graso o como es tu caso, mixto).

Si te hace sentir mejor, te contaré que algunos también la llaman piel normal, porque resulta que es el tipo de cutis más común. Sin embargo, no es la denominación apropiada, ya que una piel normal es aquella que maneja el balance perfecto entre humectación y grasitud.

El cuidado básico para una piel mixta

Después de lo que te he comentado, debes estar preguntándote cómo cuidar este tipo de rostro si las zonas parecen ser tan contrarias en sus características una de la otra, y es cierto, el cuidado no es tan simple como si tuvieras todo el rostro graso o seco. Sin embargo, con un poco de práctica y estos tips, verás que tampoco es tan complicado.

Seguramente conoces los pasos básicos de toda cuidado para piel: Limpieza / Tonificación / Hidratación. No puedes saltarte ningún paso porque cada uno cumple su propia función. Jamás te confundas pensando que si tienes un cutis graso (o una zona grasa) ya no necesitas hidratarla. Selma, nuestra especialista de la semana, nos dice que:

“Si bien con el paso de los años y con la calidad de vida que podemos tener , nuestra piel va cambiando, generalmente no se debe a algo específico. En algunos casos tanto en la piel mixta como en piel grasa se observa falta de vitalidad. Eso se debe a que  cuando hablamos de zonas grasa tenemos la idea de usar productos secantes y deshidratamos la piel.”

¿Qué productos son los ideales para una piel mixta?

Hablarte de marcas es complicado, sin embargo, encontrarás que en el mercado hay muchas que están especialmente pensadas para el cutis mixto y de hecho estas deben ser tu primera opción.

También te darás cuenta que hay productos que no especifican para qué tipo de piel son (o dice para cualquier tipo de piel) porque su interés particular se dirige a corregir arrugas, eliminar manchas, etc. En estos casos tienes que tener cuidado porque pueden causar una piel brillosa (que es lo último que deseamos).

Lo primero es el jabón para proceder con la limpieza. Busca un jabón especial para rostro, ya que por lo general los jabones comunes que usamos para las manos pueden causar resequedad en las mejillas de un cutis mixto. Los de rostro suelen ser más suaves, hay un par de limpiadoras  que puedo recomendarte que en lo personal me funcionan perfectamente: la de Yves Rocher de Albaricoque y la Limpiadora Exfoliante Equilibrante de uso diario de L’Bel, aunque de tipo exfoliante ambas, notarás que son tan suaves que puedes usarlas diariamente sin que te causen ningún problema (su precio es muy accesible además).

Nuestra especialista nos da un buen secreto:

Nunca uses agua caliente para lavarte , solo agua tibia y fría , ya que el agua caliente estimula y aumenta la producción grasa, además de deshidratarla y  aumentar la dilatación de los poros. Tampoco debes usar productos con altos niveles de alcohol, ya que estos también deshidratan la piel.” 

Sobre la crema desmaquillante, allí si encontrarás más fácilmente una especialmente formulada para piel mixta.

Ahora pasemos al tónico, aquí sí, ¡mucho cuidado! Jamás apliques un tónico “astringente” sobre tus mejillas, si quieres utilizarlo asegúrate que solo sea en la zona T, la parte grasosa, te ayudará a reducir los poros. Sin embargo, en la parte de las mejillas utiliza uno “suave”, porque de lo que se trata es de aumentar el contenido hidratante de las células de esa parte. Un tónico suave sí puedes utilizarlo en la zona T, también te ayudará a cerrar los poros.

Ahora viene la parte más difícil: la elección de tu hidratante. Si escoges una para cutis mixto o para todo tipo de piel (que ya hayas probado no te causa brillo), el truco mas bien estará en cómo aplicarla. Con la yema de tus dedos, pon puntos claves en cada mejilla, frente y barbilla. Mucha menor cantidad en la frente y barbilla, comienza extendiéndola en tus mejillas y solo el sobrante llévalo a tu nariz y frente. Asegúrate que esté libre de aceites y sea de fácil absorción.

Otra opción es que escojas una crema para piel grasa para usarlo en la zona T y otra para piel normal o seca para el resto de tu rostro, aunque probablemente esto te parezca un poco más engorroso.

Una ayuda natural para tu piel mixta

Una mascarillas cada 10 o 15 días siempre es efectiva para ayudar a balancear la grasa y la humectación en tu piel. Para pieles mixtas te tenemos una muy buena fórmula y por los ingredientes no tienes ni qué preocuparte.

  • Mascarilla de yogur

Ingredientes:

300 ml de yogur natural
2 cucharadas de azúcar morena
Medio pepino molido con tenedor

Mezcla bien los ingredientes y aplica la mascarilla sobre tu rostro. Déjala actuar por 15 minutos y enjuaga con agua templada.

Espero que con estos consejos encuentres el balance perfecto para tu piel. ¡Mucha suerte!

Imágenes: md, zonatips, tuvoz, pattycreatuimagen, soyestetica, mujer-actual, emujer, mujerdiaria 

Etiquetas : , , ,

¿Te gustó? Ahora COMPARTELO en tus Redes Sociales

Artículos relacionados

Acerca del autor

Escrito por Irina Melgar

Mi pasión es escribir, el cine y caminar...!