Lo que debemos saber acerca del herpes labial‏

herpeslabialLa aparición de pequeñas ampollas en los labios siempre es motivo de preocupación y más aún si van acompañadas de fiebre y dolores corporales, ya que puede tratarse del herpes labial, una dolencia de la piel causada por un virus y que, cuando está activa, es altamente contagiosa.

Es importante conocer que este virus no sobrevive en objetos, siendo imposible contagiarnos usando, por ejemplo, la copa de alguien que padezca de herpes, salvo el caso que se beba de la misma  inmediatamente después. Pero, la formulación del lápiz labial sí facilita el transporte del virus.

La primera manifestación del virus del herpes labial es una fuerte inflamación y dolor intenso, después el virus se inactiva, pero con el paso del tiempo puede recuperar su actividad. Como el herpes no tiene cura permanece incubado en el organismo y se puede manifestar en cualquier momento.

El tratamiento ante el herpes labial consiste en fortalecer el sistema de defensa para evitar repeticiones, aliviar los síntomas y reducir la frecuencia y duración de la enfermedad. Las vesículas o ampollas no deben ser pinchadas; debemos acudir al dermatólogo, quien nos podrá indicar las cremas, soluciones o comprimidos apropiados para aplicarlos de manera local.

Para evitar la aparición de nuevos brotes de herpes labial, debemos tomar las siguientes precauciones:

  • No tomar el sol en exceso, usar sombrero o gorra con visera y protector solar sobre los labios.
  • Cuidarnos bien durante las gripes fuertes, que es cuando el organismo está muy debilitado.
  • Evitar el estrés y dormir ocho horas diarias.
  • Evitar el consumo de bebidas alcohólicas.
  • Para reforzar el sistema inmunológico, es recomendable consumir alimentos que contengan betacaroteno (repollo y zanahoria), zinc (zanahoria y perejil), vitamina C y bio-flavonoides (frutas cítricas) y polifenoles (manzana verde y uva).
  • Evitar el consumo de coco, nueces, café, maní, chocolates y azúcares de todos los tipos, todos ellos inhibidores del sistema inmunológico.
  • Suspender los tratamientos estéticos: peeling, limpieza de la piel (eliminación de puntos negros y exfoliantes), ya que estos pueden provocar la difusión del herpes.

Algunas veces, después de superada la aparición del herpes labial, la lesión permanece, siendo necesario aplicarnos una crema cicatrizante o consultar con el dermatólogo.

Fuente: Revista Esthétiques. Año 2009.

Imagen: Innatia.

Tags Blogalaxia: Belleza, Herpes Labial, Tratamiento, Consejos.

¿Te gustó? Ahora COMPARTELO en tus Redes Sociales

Artículos relacionados