Masajes de cuello y rostro en casa: ¡conoce todos sus beneficios!

No existe nada más relajante que un masaje, recibir una sesión terapéutica mientras intentamos poner nuestra mente en blanco nos hace sentir renovadas. Y es que todo nuestro cuerpo puede beneficiarse con ello, incluyendo el rostro y el cuello.

Para ello, no tenemos porqué trasladarnos hasta un centro de estética o spa, nosotras mismas en la comodidad de nuestra casa podemos realizar automasajes faciales y de cuello.

Los beneficios por dedicar algunos minutos a mimar nuestro rostro son diversos, entre ellos podemo mencionar que descongestionan el rostro, alivian el cansancio visual, previenen el bruxismo (hábito involuntario de apretar o rechinar los dientes) y el insomnio, descontracturan músculos, y hasta alivian jaquecas.

Automasajes de rostro

  • Con los pulgares se realiza un barrido desde la mitad de la frente hacia la sien, siguiendo la línea del nacimiento del pelo. Presionar unos segundos en la sien y soltar. Repetir el barrido en las tres líneas imaginarias ubicadas entre el nacimiento del pelo y las cejas.
  • Llevar los pulgares sobre los puntos situados al interior del hueso de la ceja, presionar tres segundos y soltar. Si hay dolor de cabeza o tendencia a fruncir el ceño, presionar un minuto.
  • Repetir el proceso en los puntos sobre los lagrimales. Si hay problemas de insomnio, presionar un minuto.
  • Colocar los pulgares en la oreja. Presionar tres segundos sobre el nacimiento del conducto auditivo y soltar enérgicamente para desbloquear el canal auricular. Cubrir las orejas con las manos ejerciendo una leve presión y soltar.
  • Con el pulgar, presionar durante un minuto, dando pequeños círculos, sobre el punto medio del mentón. Esto relaja la mandíbula, y alivia el bruxismo y la tensión maxilar.
  • Con el mismo pulgar, finalizar sobre el punto situado en el entrecejo, presionando por tres segundos.

Y ahora, ¡a relajar el cuello!

  • Se entrelazan los dedos de las manos sobre la cabeza y se presiona tres segundos con los pulgares sobre la parte trasera de la corona.
  • Se resbalan los pulgares hasta los dos puntos laterales de la nuca y se presiona tres veces seguidas durante un minuto, con intervalos de descanso de tres segundos.
  • Llevar los dos pulgares a la hendidura central de la nuca, posicionarlos uno sobre otro y presionar intervalos de tres veces durante un minuto.
  • Volver a los puntos laterales de la nuca. Presionar tres segundos, bajar y subir hasta la base de la nuca presionando con los pulgares durante un par de segundos en cada tramo del recorrido.
  • Bajar los brazos con los codos flexionados sobre el pecho y llevar los tres dedos medios de cada mano sobre la base de la nuca. Recorrer ida y vuelta presionando por intervalos de tres segundos  hasta el comienzo del hombro.
  • Finalmente, hacer un barrido con todos los dedos de las manos desde los puntos laterales de la nuca hasta el comienzo del hombro, siguiendo la ruta de todos los puntos que se masajearon.

¿Ya los has probado? Son realmente muy fáciles de hacer y proporcionan una verdadera sensación de relax y bienestar. Te recomiendo realizarlos poco antes de ir a dormir para poder disfrutar de sus efectos.

Imágenes: NaturAmare, BioBaby, OtraMedicina, FisioStar.

Etiquetas : , ,

¿Te gustó? Ahora COMPARTELO en tus Redes Sociales

Artículos relacionados