¿Cómo reducir el abdomen? ¡Conoce los nuevos tratamientos reductores milagrosos!

A veces las dietas y los ejercicios no son suficientes cuando se trata de bajar esos rollitos de más. Para eliminar la piel y la grasa localizada en la zona del abdomen, te mostraré los mejores y más modernos tratamientos reductores, que te mantendrán esbelta ¡y alejada del bisturí!

tratamiento-reductor-4

Perder peso y reducir el abdomen sin dietas es el sueño de casi todas. Entérate de las alternativas que existen para lograrlo

De la mano de Sonia Sulem Vásquez, representante de Spacio Corporal, exploraremos las nuevas técnicas reductoras, que sin duda son la mejor opción para quienes no queremos -ni podemos- pasar por el quirófano.

La ultracavitación

También conocida como liposucción sin cirugía, es una técnica para moldear el cuerpo y eliminar la celulitis desde las primeras sesiones. Los resultados son buenísimos.

Este tratamiento se ejecuta a base de ultrasonidos, que producen efectos mecánicos, químicos y térmicos que ayudan a que la grasa se mueva y se licúe. De esta forma, será más fácil eliminarla por la orina y sin ninguna molestia. Debido a que es un tratamiento localizado,  conseguirás deshacer la grasa de zonas como el abdomen, la cadera, muslos, brazos, espalda, etc.

tratamiento-reductor

Con la ultracavitación se pueden obtener resultados casi inmediatos

Como se trata de ultrasonidos de baja frecuencia, no causa ningún daño a los tejidos de la zona de tu cuerpo; tan solo ataca a las células grasas. Por ello, tanto tus músculos como tu piel estarán más que a salvo, y sin ningún tipo de dolor. Lo único que sentirás es un poco de calor en la zona en donde se aplicó tu tratamiento.

La única recomendación que nos da Sonia es que luego de haberte realizado el tratamiento de ultracavitación, te hidrates bien bebiendo agua en abundancia. No necesitas reposo ni nada por el estilo. Es más, la actividad corporal favorece al tratamiento.

En general, los cambios en tu cuerpo luego de la ultracavitación se mostrarán desde la primera sesión, pero definitivamente debes completar el tratamiento para obtener los mejores resultados.

La radiofrecuencia

Esta es una técnica donde se utiliza la radiofrecuencia bipolar para generar calor. De esta forma, se consigue estimular a proteínas dentro de las células de la piel -como el colágeno-, para tonificar la zona, perder grasa localizada, reducir la flacidez y moldear la silueta. Por ello, la especialista de Spacio Corporal me comenta que este tratamiento es preciso para personas con celulitis, estrías, arrugas o piel flácida.

tratamiento-reductor-1

la radioterapia estimula las células y tonifica la zona ayudando a eliminar la grasa

Debido a que produce calor, la radiofrecuencia actúa favoreciendo el drenaje linfático, lo cual favorece a la eliminación de toxinas y grasas, además de un aumento en la circulación de la zona que permitirá mejorar el metabolismo del tejido graso subcutáneo y la formación de nuevo colágeno, tanto en la piel como en el tejido subcutáneo.

Dermopress o Vacumterapia

El dermopress ayuda a soltar el tejido compacto en donde muchas veces se forma la celulitis; además de ayudar también a activar la circulación y facilitar el drenaje linfático.

tratamiento-reductor-2

El dermopress o vacumterapia puede ser ideal para combatir la celulitis

La máquina que realiza el dermopress consta de un cabezal en forma de chupón, en cuyo interior aloja un rodillo. El desplazamiento de este cabezal produce un doble enrollamiento y desenrollamiento continuo del tejido adiposo. Con esta aparatología se realiza una succión pulsada con intervalos intermitentes sobre la zona de aplicación, consiguiendo un efecto de relajación. La representante de Spacio Corporal me explica:

Esta movilización actúa como una “gimnasia cutánea” que suelta el tejido compacto y estimula la circulación sanguínea y linfática, facilitando la eliminación de toxinas. También estimula a los fibroblastos para la producción de colágeno y elastina. Ayuda a moldear el cuerpo y tonifica la piel.

Ondas rusas

Gracias a una particular modulación, las corrientes rusas son capaces de alcanzar músculos muy profundos con grados de extrema flacidez y hacerlos trabajar con mucha intensidad pero con baja sensación, sin alterar la sensibilidad cutánea. La razón de su eficacia reside en que actúa simultáneamente a nivel del tejido muscular, del panículo adiposo y del sistema circulatorio periférico venoso y linfático.

tratamiento-reductor-3

La reducción de grasa corporal a través de las ondas rusas puede ser una alternativa interesante

Este tratamiento funciona sobre el músculo, lo ejercita, quema calorías y así elimina poco a poco la flacidez. Es casi casi como si estuvieras haciendo ejercicios intensos para tonificar tu abdomen. Además, favorece la movilización de los depósitos grasos y la degradación de las grasas almacenadas, produciendo reducción de la silueta.

¿Cuándo verás los resultados?

Generalmente, los tratamientos de Spacio Corporal muestran resultados de reducción de medidas a partir de la quinta sesión; pero como te comenté más arriba, desde la primera sesión tu piel se tornará más tersa y firme.

Para asegurar el éxito de tu tratamiento, recuerda que también debes seguir algunos pasos y cuidados. Entre ellos, Sonia me enumeró los principales:

  • En algunos casos, es necesario diseñar una dieta especial -nada extremo- que favorezca a la respuesta del organismo.
  • Se les recomienda a las pacientes beber mucha agua durante el tiempo que dure su tratamiento.
  • La actividad física y la dieta son necesarias en el tratamiento para ver resultados óptimos y en corto tiempo.

¡Si estás interesada en alguno de estos tratamientos, aprovecha ahora que están con un súper descuento para nuestras lectoras! 10 sesiones de tratamiento corporal ¡A mitad de precio! ¿Qué esperas?

Imágenes: tratamientosbelleza, NP para Mujeractiva.com

Etiquetas : , , , , , , ,

¿Te gustó? Ahora COMPARTELO en tus Redes Sociales

Artículos relacionados

Acerca del autor

Escrito por Fiorella Ramos

Comunicadora Social, sanmarquina, pseudocantante, beatlemaníaca. Fan de la música, los Beatles y los makis.