Ejercicios para mantener nuestros huesos sanos

Mantener nuestro sistema óseo sano es un “trabajo” que debe empezar desde la juventud. Después de que la masa ósea alcanza el máximo (a los 30 años aproximadamente), se pierde un porcentaje mínimo (1 a 2%) cada año, y esto se incrementa con la llegada de la menopausia, lo que ocasiona sensibilidad ante las fracturas como consecuencia de la osteoporosis.

Para que tus huesos estén siempre “jóvenes”, nada mejor que seguir una dieta sana y ejercitarnos de forma suave y eficaz. Caminar, bailar, subir escaleras, esquiar o cualquier actividad en la que el sistema óseo deba soportar nuestro peso, acelera el trabajo de las células que se encargan de construir los huesos. Toma nota de los consejos que Web de la Belleza comparte contigo en esta ocasión:

Caminar

    Se ha demostrado que con solo media hora de caminata diaria se estimula el crecimiento óseo. Eso sí evita movimientos bruscos de fuerte impacto (correr o saltar), si ya tienes osteoporosis y no quieres correr el riesgo de sufrir una fractura.

    Abdomen plano

      Si los músculos del abdomen están tonificados, actúan como un soporte que evita lesiones, protegen la columna y refuerzan los puntos débiles, como discos vertebrales comprimidos o desgastados, que pueden ocasionar dolor y disminuir la movilidad. Por otro lado, si el centro de nuestro cuerpo es sólido, contribuirá a evitar tropezones y caídas que pueden tener consecuencias desagradables.

      Tai Chi

        Practicar habitualmente los delicados movimientos de este ejercicio provoca que los huesos se tornen más densos. Desde el primer día que te apuntes a Tai Chi empezará a retrasarse la pérdida ósea. En muchos lugares públicos se imparte Tai Chi de manera gratuita, así que no hay motivos para no practicarlo.

        Fortalecer los músculos

          Las posibilidades de sufrir una caída se reducen cuando más fuerte somos. Levantar pesas dos veces a la semana aporta energía extra a los músculos, y si este entrenamiento forma parte de tu rutina habitual, disminuye el dolor articular. El beneficio extra es que con este movimiento tu metabolismo aumenta, lo que significa que vas a seguir quemando calorías, incluso en los periodos en los que no realices actividad física.

          Ejercitar los cuadriceps

            Llegada cierta edad, para sufrir menos daño en el cartílago, es esencial tener muslos fuertes, lo cual también contribuye a mitigar el dolor de rodilla. Investigaciones han demostrado que los cuadriceps tonificados reducen el movimiento lateral de la rótula (lo que acelera el desgaste cartilaginoso). También debes fortalecer los tendones de la parte posterior de los muslos para que no exista desequilibrio.

            Imágenes: Remediando, EjerciciosFisicos, EscuelaAsturianadeSurf, Fitness.

            Etiquetas : , , ,

            ¿Te gustó? Ahora COMPARTELO en tus Redes Sociales

            Artículos relacionados