Llega verano, ¡es hora de una pedicure completa!

Con el verano llega el momento de descubrir nuestra anatomía, y es que las altas temperaturas nos obligan a llevar prendas más cortas y ligeras (algo que a la mayor parte de las mujeres nos encanta). Las sandalias no pueden faltar en nuestro armario de verano y para lucirlas como se debe nuestros pies deben presentar un aspecto impecable.

En casa y periódicamente durante el invierno podemos hacernos una pedicure cada 15 días, y cuando llegue el buen tiempo realízala una vez a la semana. Es cierto que muchas veces por falta de tiempo no podemos acudir al salón de belleza, pero siempre podemos disponer dete media hora en casa para mimar y cuidar nuestros pies.

Recuerda que si lo haces con prisa no obtendrás los resultados esperados. Realiza paso a paso la pedicure que te detallamos a continuación y tus pies lucirán siempre impecables.

  • Antes de introducir tus pies en agua elimina las asperezas con piedra pómez o lima específica.
  • Introduce tus pies en agua templada durante 10 minutos, de preferencia en un spa para pies, los encuentras desde los básicos muy económicos, hasta los que realizan masajes e incluyen otros aparatos. Si no cuentas con ellos será suficiente un recipiente con capacidad para cubrir hasta el empeine.
  • Seca muy bien, sin olvidarte de los espacios entre los dedos para prevenir la aparición de hongos.
  • A continuación utiliza el cortauñas, cortando siempre recto, para evitar que los bordes se incrusten en la piel. Si tus uñas han crecido muy poco solo bastará con limarlas hasta conseguir la altura deseada.

  • Aplica una crema o laca especial para ablandar las cutículas, empújalas hacia abajo (nunca las cortes) con la ayuda de un palito de naranjo. Y solo si existe alguna piel sobrante o “padrastro” retírala utilizando los alicates especiales para pedicure.
  • Perfila las uñas con los bordes ligeramente redondeados y uniformes.
  • Utiliza una crema hidratante para pies, de preferencia con tratamiento especial para el problema que presentes (durezas, talones con grietas, sequedad, etc). Extiéndela bien sin olvidar los dedos y los tobillos. Este es un buen momento para realizar un automasaje que te ayudará a relajar las extremidades inferiores.

  • Si aún no luces el bronceado que esperabas, aplícate un poco de autobronceador, si prefieres no verte los pies o piernas muy blancos.
  • Y como paso final pinta tus uñas con tu esmalte favorito. En verano no dudes en llevar tonos alegres, como el rojo, fucsia o coral.

Imágenes: ATuSalud, Maquilladas, Elle.

Etiquetas : , ,

¿Te gustó? Ahora COMPARTELO en tus Redes Sociales

Artículos relacionados