Consejos para un sueño profundo y relajante

En cuestiones de sueño, nadie mejor que nosotras para saber lo difícil que resulta conciliarlo. Sí, las mujeres somos las mayores consumidoras de pastillas para dormir. Ello se debe, entre otras cosas, a un conjunto de obligaciones que exigen mucho de nuestro tiempo y que hacen que disminuyamos nuestra cantidad y calidad de horas de sueño.

Los casos de problemas de insomnio -sobre todo, femeninos- son alarmantes (por lo menos, ahora no me tan siento sola), pero está en nuestras manos y nuestra mente llevar unos saludable hábitos “pro sueño placentero”.

bellezasuenobien

Estas medidas se conocen como minimizadores de tensión y nos permiten no solo conciliar el sueño rápidamente, sino también dormir de forma ininterrumpida y despertarnos sin la sensación de sentirnos cansadas. Tomen nota y pónganlas en práctica:

  • Comer ligeramente: Al llegar a casa y cambiarnos de ropa -para sentirnos más “ligeras”- debemos tomar un lonche frugal a base de alimentos sencillos de digerir (una infusión/yogurt y tostadas) y con un mínimo o nada de azúcar para no proporcionar a nuestro cuerpo un exceso de energía que dificulte el descanso.
  • Tomar en baño de vapor: Una hora antes de acostarnos siempre es aconsejable tomar un baño de vapor para que al salir la temperatura corporal descienda y  “programe” al cerebro para dormir profundamente.
  • Rociar esencias naturales en la cama: Agregar algunas gotas de un aceite aromático a base de lavanda u otra esencia floral ayudan a conciliar el sueño en un “dos por tres”.
  • Practicar una actividad relajante: Desde leer un libro que no requiera mucho esfuerzo mental hasta realizar movimientos de estiramiento, los estímulos relajantes media hora antes de dormir hacen luego que caigamos “como bebés” en nuestra cama.
  • Respirar concentradamente: Cuando inhalamos y expiramos con lentitud, sintiendo como el aire llena nuestros pulmones y desciende hasta nuestro abdomen para después salir poco a poco por nuestra boca sentimos que todo el cuerpo elimina la tensión y favorece su descanso.
  • Cubrirse los ojos y tener un buen recuerdo: Como el cerebro capta la luz hasta con los ojos cerrados, conviene dormir con una venda de tela (que no irrite la piel) hasta la parte superior de la nariz. Así mismo, al cubrirnos los ojos pensemos en una vivencia muy placentera, de modo la mente se distraiga y se relaje. Si el recuerdo se “escapa”, dejemos que venga por sí solo, ya que esforzar el cerebro nos haría más difícil dormir.

Fuente: Emujer.com

Imagen: Simplegreenaction.ca

Tags Blogalaxia: Belleza, Salud, Relajamiento, Dormir, Sueño.

http://www.simplegreenaction.ca/eco-tips/blog/wp-content/uploads/2009/08/woman_sleeping.jpg

¿Te gustó? Ahora COMPARTELO en tus Redes Sociales

Artículos relacionados

Acerca del autor

Escrito por Vicky Sampi

Publicista de 1.54 mts. con aficiones periodísticas, gusto por la lectura, el vino, las caminatas y la buena compañía. Muy pronto aprendiz de cocina (nuevamente).

Un comentario Dejar un comentario ›

  • Tania
    21 septiembre 2009

    Necesito averiguar sobre tratamiento para las estrias. gracias

    Tania