Disfruta de un baño en pareja para refrescar tu relación

baño_pareja.36.jpgEl baño no debe ser solo cuestión de higiene. Si tenemos una pareja es casi un deber explorar nuevas formas de demostrar nuestros sentimientos para que la relación florezca. Y créanme que a través de un baño con el hombre o la mujer amada se puede salir de la rutina y lograr un placer altamente erótico y burbujeante.

Si una ducha diaria tiene efectos positivos en nuestra salud individual, imagínense lo que puede hacer un baño con masaje incluido por nuestra pareja. El ducharse en pareja es más espontáneo y puede conducir a poses eróticamente agresivas, aunque sin muchas demostraciones de afecto, ya que los cuerpos mantienen mayor distancia.

En cambio, el ejercicio de bañarse puede convertirse en algo más íntimo y delicado, dada la carga de sutileza y amor (en la mayoría de casos) que implica. Con el baño en pareja no solo se refrescan ambos cuerpos, sino que rejuvenecen su relación y reactivan su pasión amatoria.

Para las parejas que disfrutan de este líquido placer, existen ciertas posiciones que destacan por su intensidad. Se puede disfrutar altamente del tumbado, la burbuja y otras que la imaginación dicte en esos intensos momentos. Para ello es muy importante que haya suficiente profundidad en la bañera y bastante espacio de repisa en su borde.

Si quieres animarte a vivir esta increíble experiencia de pareja, ve preparando el ambiente de tu baño con algunos artículos que propicien intimidad, como velas, burbujas y música lenta. Pero lo más importante es que tengas mucha disposición y no te contengas al dar rienda suelta a tu imaginación. Recuerda que la iniciativa es lo más importante para mantener vivo el fuego de la pasión y de paso darle mucha salud a nuestra relación.

Fuente: Orange.es

Imagen: Todoaromaterapia.com

Tags Blogalaxia: Salud, Sexualidad, Baño En Pareja.

¿Te gustó? Ahora COMPARTELO en tus Redes Sociales

Artículos relacionados

Acerca del autor

Escrito por Vicky Sampi

Publicista de 1.54 mts. con aficiones periodísticas, gusto por la lectura, el vino, las caminatas y la buena compañía. Muy pronto aprendiz de cocina (nuevamente).