¿Molestias en tus zonas femeninas? ¡Olvídalas con nuestros tips!

Muchas mujeres manifiestan desagrado cuando se trata de acudir al ginecólogo, por ello evitan las revisiones periódicas o creen que la molestias que sienten son algo normal.

Esta actitud solo consigue poner en riesgo nuestra salud, ya que no existe motivo para soportar ciertas molestias, que en la mayoría de los casos tienen una fácil solución. Además, si dejas de lado problemas que en un inicio son insignificantes, con el tiempo estos corren el riesgo de convertirse en males mayores.

Acompañando el tratamiento médico indispensable (si tu doctor lo considera necesario), te sugerimos tomar en cuenta los siguientes consejos naturales para aliviar las molestias ginecológicas más comunes.

  • Picor

Si sientes ganas de rascarte y sensación de quemázón, debes fijarte si es constante u ocasional. Muchas veces, esta irritación se produce por ropa que aprieta o te roza, después de depilarte, por la aparición de hongos o bacterias (si tienes además un flujo de color y consistencia diferente), o causas hormonales (como la menopausia), entre otras.

Para ayudar a desaparecer esta desagradable sensación, utiliza ropa interior de tejidos naturales, lava la zona con agua templada y un jabón específico, y por supuesto, acude al médico, ya que existe la posibilidad que necesites un tratamiento antimicótico (anti-hongos).

  • Dolor pélvico

Esta molestia se nota entre el ombligo y el inicio del vello púbico, puede presentarse antes del ciclo o en el transcurso y en ocasiones se manifiesta en un lado o en ambos.

Para combatir estos dolores la alimentación es muy importante; se aconseja comer mayor cantidad de productos elaborados a base de trigo o leche, patatas y zanahorias, y disminuir el consumo de proteínas animales, todo ello la semana anterior de la menstruación.

Tomar algún analgésico (siempre bajo control médico) ayudará a que te sientas mejor. Esto puede ser reforzado con magnesio en cápsulas y vitamina B6. Para relajarte, realiza un save masaje en la zona lumbar y la abdominal, y ponte una bolsa de gua caliente sobre el vientre cuando te duela.

  • Hinchazón

Si te sientes “inflada”, tienes las piernas pesadas o te duelen los pechos durante la regla, esto forma parte del síndrome premenstrual. Ante ello incluye en tu alimentación alcachofa, sandía, fresas y cerezas, para ayudar a evitar retener líquidos. El potasio (en plátanos, manzanas, arroz, trigo, dátiles, patatas, almendras, cacahuetes, etc.) también ayuda a mantener el equilibrio de agua en el organismo.

Evita la sal, porque ayuda a la retención de líquidos y empeora la hinchazón, y no tomes diuréticos sin prescripción médica, ya que pueden favorecer la eliminación del potasio del organismo.

Fuente: Revista Clara abril 2011.

Imágenes: Salood, ITrucosBelleza, BlogdeFarmacia.

Etiquetas : , , , ,

¿Te gustó? Ahora COMPARTELO en tus Redes Sociales

Artículos relacionados