Tips para combatir el mal aliento

Un problema que nos causa vergüenza a menudo es el del mal aliento o halitosis. Este se puede originar a causa de un problema interno del organismo, un problema bucal o simplemente a causa de nuestros hábitos alimenticios. No importa cual sea el origen, existen recetas caseras que podemos seguir para no alejar a nuestros seres queridos.

mal-aliento

Cambiar la alimentación

El primer paso para ayudar a superar una halitosis es aprender a balancear los alimentos. Por lo general, las personas consumimos muchas grasas, comida condimentada y casi nada de agua o fibras, y nuestro aliento lo refleja. Más aún cuando comemos cebollas o platos con mucho ajo.

Beber poca, o cero cantidad de agua, nos produce estreñimiento que es otra de las causas origina el mal aliento. Si bebemos constantemente agua, nuestros intestinos se mantienen limpios y se notará.

Se puede mejorar la dieta consumiendo más cantidad de frutas, verduras frescas, nueces, pecanas y semillas. También debemos dejar de lado, o reducir al mínimo, el consumo de carnes rojas, carbohidratos y azúcares refinados.

Aplicar remedios caseros

Existe gran cantidad de remedios naturales y caseros que nos pueden ayudar a combatir la halitosis localmente.

  • Utilizar una crema dental con clorofila y después del cepillado hacer colutorio con un enjuage bucal. No olvides cepillar la lengua para remover las bacterias acumuladas.
  • Puedes hacer tu propio colutorio mezclando una cucharada de bicarbonato de sodio en dos onzas de agua.
  • Si el mal aliento proviene de una infección dental, es mejor visitar al odontólogo, pero si se origina por encías inflamadas o sangrantes, utilizar un enjuague bucal a base de salvia. Puedes elaborarlo hirviendo medio litro de agua y reposando dentro dos cucharadas de salvia roja; deja reposar 20 minutos, cuélalo y refrigérala.
  • Las hojas de la guayaba tiene propiedades curativas sobre las encías inflamadas y sangrantes; con solo masticarlas constantemente, podrás curarte de tus heridas y el mal alientos.
  • Si has comido algún alimento fuerte como las cebollas o los ajos, puedes combatir el mal olor elaborando una infusión de perejíl, similar al té común sin azúcar
  • Puedes elaborar un colutorio hirviendo dos tazas de agua y coloca tres ramas de perejíl en trozos; luego agrega tres clavos de olor y remuévelo mientras enfría. Una vez frío, cuélalo y guárdalo en una botella de vidrio. Uśalo varias veces al día como enjuague bucal o colutorio.

Fuentes: EnPlenitud, Remediospopulares.

Imagen: Miblogazine.

Tags Blogalaxia: , , , , , , , .

¿Te gustó? Ahora COMPARTELO en tus Redes Sociales

Artículos relacionados

Acerca del autor

Escrito por Lidia Caparachin

Soy comunicadora social, apasionada del cine, el teatro y la música; me encanta viajar, los helados de fruta y las series policiales.