Consejos para blanquear los dientes en casa

El ritmo de vida actual ha cambiado algunos de nuestros hábitos alimenticios, haciendo que incrementemos el consumo de ciertos productos que a la larga nos producen una coloración amarilla en los dientes, pese a nuestra higiene bucal.

Por ello te proponemos algunos de los consejos más sencillos para blanquear los dientes en forma casera, así te ahorras unos dólares y ayudas a tu boca a mantener sus dientes blancos.

Eso sí, estos tratamientos solo se recomiendan para los casos leves, es decir, para aquellos dientes que tienen una leve coloración; para los casos más severos es mejor consultar al odontólogo por un tratamiento adecuado a nuestra situación.

dientes-blancos

Antes de iniciar es necesario que sepas qué productos tienes que evitar consumir para que la aplicación casera no sea una pérdida de tiempo. Las bebidas azucaradas y coloreadas, el cigarrillo, el café, el té y los caramelos de tintes intensos, producen a la larga la coloración de nuestros dientes; sin embargo, son el cigarrillo y el café los más fuertes, por lo que debes reducirlos casi a cero, si es que no quieres dejarlos definitivamente.

  • Sal y limón.

Cepillar los dientes con una pasta de sal fina (o de mesa) y gotas de limón, es una de las recetas caseras más efectivas. Para elaborar la pasta no importan las cantidades, solo es necesario que se prepare lo necesario para que alcancen todos los dientes.

Debido a su intensa acción, puede debilitar los dientes, por lo que solo debe aplicarse entre dos a tres veces por semana, según lo resistan tus dientes. No excedas de las dos semanas seguidas por tratamiento, dejando descansar a tus dientes por siete días.

  • Bicarbonato.

La receta más conocida es aplicar bicarbonato de sodio para blanquear los dientes. Sin embargo, esta se puede usar de varias formas. Si vas a retirar manchas oscuras, debes mezclar el bicarbonato con gotas de limón y cepillar los dientes con cuidado.

En caso quieras quitar el amarillo dental, aplícalo solo, cepillando con atención cada diente. Pero si lo que buscas es potenciar tu cepillado para mantener blancos tus dientes, aplícalo junto con tu crema dental. Esta fórmula también puede debilitar el esmalte dental, por lo que se recomienda no excederse de tres veces por semana durante dos semanas.

  • Fresa.

El último es utilizar una fresa machacada con tenedor y usarla para cepillar los dientes en lugar de la pasta dental. El uso es similar a las otras recetas.

Fuente: ParaEllas.

Imagen: FabiolaArcila.

¿Te gustó? Ahora COMPARTELO en tus Redes Sociales

Artículos relacionados

Acerca del autor

Escrito por Lidia Caparachin

Soy comunicadora social, apasionada del cine, el teatro y la música; me encanta viajar, los helados de fruta y las series policiales.