Sencillos tips para afinar y tonificar muslos y glúteos

Muslos y glúteos forman parte de las zonas consideradas “peligrosas” cuando se trata de cuidar nuestra figura. Lamentablemente (y más aún con el paso de los años), en el cuerpo femenino se tiende a acumular grasa en ese área, con la consecuente flacidez.

Para ayudarte a afinar y tonificar tus muslos y glúteos, sigue estas recomendaciones y conseguirás que tus piernas luzcan más esbeltas:

  • Beber té verde para desintoxicar. De dos a tres tazas al día favorecerán la combustión de grasas.
  • Reafirmar con tus manos. Realiza este ejercicio-masaje: Siéntate y coloca las manos en pinza presionando entre el pulgar y el resto de la mano el tejido de los muslos. Inicia en la cara externa del muslo y avanza hacia el centro; después realiza el mismo movimiento en la cara interna, pero ascendiendo.
  • Deshinchar. Cuando presentas retención de líquidos, se produce inmediatamente hinchazón de las piernas, maletsar y sensación de pesadez. Para combatir esto, aplícate cosméticos, que además de tener acción anti-celulítica, sean drenantes.

  • Calzado adecuado. Si tienes que estar muchas horas de pie o caminar bastante, lleva calzado ergonómico que permita que tus pies descansen, y al mismo tiempo activen la circulación de tus piernas. Así vas a poder prevenir la tan temida flacidez.
  • Tonificar los abductores. Para reforzar la parte interna del muslo realiza el siguiente ejercicio: siéntate en el suelo con las rodillas flexionadas, las piernas un poco abiertas, las plantas de los pies juntas y coloca los brazos en la cara interna de los muslos. Sin separar los pies, intenta cerrar las piernas mientras haces presión con los brazos. Repite el ejercicio 10 veces.
  • Firmeza. Dedica solo cinco minutos al día a hacer las clásicas sentadillas. Recuerda que el glúteo es uno de los músculos más grandes del cuerpo y que demás responde muy bien si lo ejercitas.

  • Masajes para reducir. Cuando te apliques la crema anticelulítica dedica tres minutos a masajear tus glúteos. Haz fricciones fuertes y alternas con las palmas de las manos. Mientras una mano sube presionando la otra baja soltando, como si estuvieras  dando forma al glúteo.
  • Ejercicios con las escaleras. Cada vez que tengas oportunidad súbelas o bájalas. Te ayudaran a endurecer tu “trasero” y a mejorar la circulación.
  • Caminar todo lo que puedas. Si sumas una hora minutos en total de todos los mini-trayectos que haces al día (ir al trabajo, al aparcamiento, dejar a los niños en el colegio, etc) habrás gastado 300 calorías en total. Dejar el coche o el transporte público si las distancias no son muy largas tiene su recompensa.

¡Todos estos consejos te servirán para tener unas piernas de impacto!

Imágenes: DiarioCentinela, Kioskea, CapsulasTermicas.

Etiquetas : , , , , ,

¿Te gustó? Ahora COMPARTELO en tus Redes Sociales

Artículos relacionados