Mascarillas faciales caseras para cada tipo de cutis

Las mascarillas faciales, por lo general, otorgan un efecto múltiple, ya que todas contribuyen a mejorar el color de la piel y dejarla suave al tacto, aunque la frecuencia de sus aplicaciones depende del tipo de cutis y de la edad.

Además, su efecto puede observarse inmediatamente después de aplicarlas; las pequeñas líneas de expresión y arrugas se suavizan, porque la tensión muscular cede ante el reposo que proporcionan los 20 o 25 minutos de relajamiento corporal y de inmovilización facial que la aplicación de ellas requiere.

mascarillascaseras1

Con las mascarillas faciales la piel queda preparada para extender mejor en ella los cosméticos y el maquillaje. Especialmente la base de color se verá mejor si de aplica en un cutis lleno de esplendor y lozanía, entre otras razones, porque activan la circulación facial y unifican la textura de la piel.

Podemos dividir las mascarillas faciales en dos tipos: las astringentes para cerrar los poros y recoger los tejidos, y las revitalizantes, cuya finalidad es principalmente refrescar la piel.

mascarillascaseras2

Las recetas caseras de mascarillas faciales resultan muy efectivas. Toma nota de las sugerencias que Web de la Belleza ha preparado en esta oportunidad para ti:

Bate una yema de huevo con una cucharada de crema fresca de leche, extiéndela sobre todo el rostro y déjala actuar durante media hora. Después retírala con agua templada.

  • Mascarilla para refrescar y dar tersura a la piel (todo tipo de cutis).

Se pueden emplear duraznos o melocotones, manzanas, ciruelas pasas, etc. La mascarilla se prepara cortando finamente la fruta y poniéndola a remojar en agua destilada muy caliente para conseguir que se ablande, y después se presiona muy bien hasta conseguir un puré.

Cuando la mezcla esté tibia debes aplicarla en el rostro y dejarla actuar por media hora. Para finalizar, aclara con agua templada.

mascarillascaseras3

  • Mascarilla especial para poros abiertos.

Mezcla una cucharada de miel de abeja con otra de jugo de limón, déjala durante media hora sobre el rostro y después retírala con un algodón impregnado en infusión de romero.

A continuación aplica compresas de agua tibia con esta infusión. Luego aplica compresas de agua de rosas y agua de hammamelis. Esta mascarilla se puede aplicar cada 7 o 15 días.

  • Mascarillas vivificantes.

Sirven para refrescar y dar vida al cutis. La de pepinos es muy buena, pero seca, por lo tanto es especial para cutis graso; de manzanas, es ligeramente astringente y se indica para pieles mixtas o grasas; para pieles secas resultan muy efectivas las de aguacate, duraznos o fresas con leche; para limpiar el cutis son ideales las de yogurt natural o leche agria.

Todas estas mascarillas deben ser colocadas en el rostro hasta que se sequen y después retirarlas con agua templada.

Fuente: Manual de Belleza 2009.

Imágenes: TratamientosBelleza, VistelaCalle, FloresdeAcero.

Tags Blogalaxia: Belleza, Piel, Cutis, Rostro, Mascarillas, Caseras, Graso, Mixto , Seco.

¿Te gustó? Ahora COMPARTELO en tus Redes Sociales

Artículos relacionados

Un comentario Dejar un comentario ›

  • josefina celia
    30 enero 2011

    exelentes mascarillas yo tengo el cutis seco y me sirvio muy bien la de aguacate