¿Llegó el invierno? Consejos de belleza para un cuerpo luminoso

Nuestra piel se adapta a todos los cambios, siempre y cuando le prodiguemos los cuidados adecuados y necesarios. En invierno, el viento frío se encarga de restarle humedad, y hasta nuestro cabello y uñas se “resienten” ante esta disminución de temperatura en el ambiente.

He comprobado que cuando los termómetros bajan considerablemente, entonces es momento de asumir cuidados especiales de belleza, si lo que queremos es que nuestra imagen sea siempre impecable y no lleguemos con algún problema más serio a la primavera:

Labios humectados

Los labios resecos se convierten en mi principal problema cuando llega el invierno. ¿Cómo lo soluciono? Pues llevando siempre en el bolso una barra incolora e hidratante que además me aporta un brillo muy natural.

En un clima frío y ventoso, es probable que aparezcan algunas grietas cerca de las esquinas de la boca. Estas pequeñas infecciones deben ser tratadas con cremas específicas, y mientras dure el tratamiento lo mejor es no emplear barra de labios y sustituirla por vaselina para dar brillo a los labios.

Hidratación extra

¡Nada de piel con escamas y sin vida en invierno!, despojémonos de la pereza y al salir del baño consigamos una hidratación extra, calentando la crema para cuerpo. Pon un poco en la palma de la mano y coloca la otra encima por un minuto, a continuación aplícala. La sensación será más agradable y también se absorberá mejor en la piel.

Color de piel, ¡luminosa!

Si eres rubia natural, durante el invierno tu cara puede irritarse y tornarse roja a causa del frío. Para evitarlo aplica un paño frío en la mejillas cuando llegues a casa, esto evita que los vasos capilares se dilaten por el cambio radical de temperatura.

Las mujeres de piel morena tienden a tener la piel ceniza con la llegada del invierno. Esto es resultado de la acumulación de piel seca, y para restaurar su resplandor deben emplear un cepillo de cerdas naturales para un suave masaje exfoliante antes de la ducha. Después del baño se aconseja elegir una crema o loción que contenga glicerina, ya que atrae y retiene la humedad en la piel.

¿Granos? ¡Olvídalos!

Por lo general, aparecen en la parte de atrás de brazos y piernas cuando las células muertas se acumulan alrededor de un folículo. En invierno se incrementan cuando el cuerpo está envuelto en varias capas de ropa.

Evítalos exfoliando la piel cada vez que tomes un baño (ya sea de ducha o bañera), para ello emplea una esponja especial y una crema exfoliante, y para terminar hidrata tu piel con un producto específico. En dos semanas esos antiestéticos granitos comenzarán a desaparecer.

Uñas divinas

Sabías que el crecimiento de las uñas se ralentiza durante el invierno. Para hacer que crezcan más rápido y así no dejar de lucir una siempre cuidada manicure, no dejes de tomar suplementos de Omega 3, puedes conseguirlos en tiendas naturistas.

Y para fortalecer las uñas secas que se levantan en escamas, prueba a realizar este truco casero que me aconsejaron hace un tiempo y que da buenos resultados: introduce las manos en leche tibia, sécalas suavemente y luego hidrata con un buen fortalecedor de uñas.

Y así mientras esperas la llegada del buen tiempo, mima tu piel para empezar la primavera y el verano con un buen aspecto. ¿Tú tienes algún tip para cuidar tu piel? ¡Compártelo con nuestra comunidad! Mientras, te dejamos con un video muy interesante de cómo cuidar tu piel en invierno, gracias al Dr. Laffargue.

Imágenes: TratamientosBelleza, CosasdeBelleza, TrucosBelleza, TendenciasModa.

Etiquetas : , , ,

¿Te gustó? Ahora COMPARTELO en tus Redes Sociales

Artículos relacionados