Rostros y mujeres maduras: la base de maquillaje ideal

Mucho hemos hablado de los distintos tipos de pieles, el cuidado que debe recibir cada una de ellas y cómo cambian con el paso de los años, lo que supone afianzar los cuidados. Lo mismo sucede con el maquillaje; debemos tener mucho cuidado con la forma y cantidad de aplicarlo para sacar el mayor partido posible.

El abuso de maquillaje es un problema frecuente en las mujeres mayores. En muchos casos, por el empeño de cubrir arrugas se aplica demasiada base de maquillaje, consiguiendo el efecto inverso, es decir, acentuando las líneas de expresión.

Considero que conforme nos vamos acercando a la madurez, debemos aplicar la regla de “menos es más”; nuestra belleza no está en el color con el que maquillemos nuestro rostro, sino en la simpleza de los tonos suaves y en el empleo de “trucos de belleza” que ayudan a quitar años.

Si has pasado ya los 50 años y quieres seguir luciendo un cutis juvenil, no dejes de poner en prácticas estos consejos de belleza para aplicar correctamente la base de maquillaje:

Cuidar y preparar la piel

Para que tu cutis reciba y mantenga la base de maquillaje, debes insistir  en la hidratación, pues a esta edad se acentúa la pérdida de agua. Por ello, debes elegir cremas hidratantes y sérums que contengan vitamina C, hidroxiácidos (en alta concentración), ácido retinoico y cosméticos con péptidos, por mencionar algunos de los activos que mejor combinan la hidratación y el efecto anti-envejecimiento.

Requisitos de la base

La textura de la base es fundamental para conseguir el acabado adecuado para cada edad. Por ello, en cutis maduros se debe aplicar maquillajes muy fluidos, ligeros, que cubran suavemente y den color, sin acentuar las arrugas.

Si hablamos de las más recomendadas, Clinique nos trae una base de maquillaje súper fluida, de cobertura ligera y con activos que ayudan a hidratar tu piel. La Supermoisture Make Up es para pieles secas y puedes encontrarla en 6 tonos.

Lasting Silk UV Foundation SPF20 de Armani, como su nombre lo indica, es seda para la piel, cubre el cutis con un suave velo natural. Además, tiene el beneficio de contar con protección solar (imprescindible durante todo el año).

Cómo sacar partido a tu base de maquillaje

Además de ser ligera, la base de maquillaje debe aportar un plus de hidratación a tu piel, para ayudar a que se mantenga intacta por mayor tiempo. Eso sí, huye de las bases de maquillaje con acabado irisado, esos brillos que tan bien te sentaban en la juventud, ahora solo conseguirán marcar aún más las líneas de expresión de tu rostro, y de lo que se trata es de lucir un cutis sano, luminoso y jóven.

Un bronceado saludable se consigue tomando el sol con protección o aplicándote una crema autobronceadora, jamás con una base de maquillaje de un tono más oscuro que el de tu piel, esto solo ocasionará que te veas mayor. La cantidad de base que te apliques también es muy importante, debes evitar el efecto “máscara” a toda costa.

Como ves, la edad no es pretexto para no lucir bellas. En la madurez, lo que debemos hacer es sacar partido de lo natural y realzarlo con mucho cuidado para no vernos mayores. ¡Suerte!

Imágenes: Clinique, FashionFuss, MakeupInsiders, EsteticaMicropigmentacionyMakeup, MarieClaire.

Etiquetas : , , ,

¿Te gustó? Ahora COMPARTELO en tus Redes Sociales

Artículos relacionados